Ruta en coche por Urkabustaiz

 

Desde Vitoria-Gasteiz se toma la carretera N-622 y se coge el cruce que nos lleve hacia Izarra por la A-2521. Se abandona esta carretera para seguir por la derecha por la A-4421 hasta llegar a….  

 

1. OIARDO

En esta población dedicada básicamente a la ganadería, destaca la iglesia parroquial del siglo XIII, un ejemplo del románico que aparece en la zona de Kuartango, desarrollándose en esta zona con un sabor claramente rural.

En el barrio de abajo, desde la iglesia siguiendo la carretera en el primer cruce que aparece a la derecha hay una serie de caseríos agrupados, en el que destaca el primero que encontramos a la derecha de nuestro camino. Se trata de un caserío de tipología vizcaína rodeado de caseríos de tipología neoclásica alavesa, de principios del siglo XVIII, de estilo barroco, sin soportal.

En la zona alta del barrio de arriba destaca un caserío de finales del siglo XVIII, de tipología neoclásica alavesa, que se conoce por su descomunal volado del alero con enormes tornapuntas en su alzado principal, teniendo una solución para apearlo de los más impresionantes de Álava. Desde la ermita de Goikoama del siglo XVI se pueden contemplar unas espléndidas vistas: cumbre del Gorbeia, peñas de Orduña y Sierras cantábricas.

 

Volveremos a la carretera A-2521, tomando el cruce a la izquierda, camino de…

2. GOIURI

El arroyo Jaundia, que al unirse al Basande pasa a denominar río Altube divide el pueblo en dos barrios.  Este curso de agua forma una espectacular cascada de 100 metros de caída libre.

La iglesia parroquial de Santiago es de corte exactamente igual que la visitada en Oiardo, pero mantiene en el sur una entrada gótica con arcos apuntados. El pueblo lo conforman varios caseríos rústicos, en los que sí tenemos suerte podremos comprar queso con denominación de origen Idiazabal.

 

Seguimos por la carretera A-2521 hacia el pueblo de…

3. IZARRA

Su núcleo urbano se divide en dos núcleos de población. En 1847 fue levantada la línea férrea con su estación de viajeros y mercancías, creándose a su alrededor un nuevo núcleo urbano, con industrias, viviendas de carácter residencial, frontón, bares, y cuyo centro lo preside la casa consistorial realizada en 1947.

Al otro lado de la vía y del río Ondona se extiende el “pueblo” o núcleo antiguo de Izarra, caracterizado por su organización un tanto anárquica, con caseríos diseminados por la cuesta. Destaca el hotel restaurante “Doña Lola”, donde se ubica el Museo Etnográfico “Irubidaur”, la iglesia de la Natividad o Nuestra Señora del Rosario y un caserío ubicado a nuestra izquierda, justo antes de emprender la última rampa para acceder a la iglesia. Se trata de uno de los caseríos más antiguos de Izarra.

 

Saldremos hacia el sur por la misma A-3314 hasta llegar al primer cruce que metiéndonos hacia la derecha nos llevará por la A-4420 hasta el pueblo de…

4. ABEZIA

Abezia toma un toque de pueblo pirenaico, pues se encuentra encajonado por varios cerros: el alto del Corral al noroeste y el alto de San Bartolomé al suroeste.

Desde la plaza principal nos dirigimos hacia el barrio de Arriba. Después de cruzar el río Vadillo en el primer cruce de caminos, seguimos a la izquierda, para poder contemplar uno de los caseríos más antiguos de Urkabustaiz, el “Caserío Urbina”, un típico caserío de zona húmeda del siglo XVI. Destaca en su interior una antigua cocina de hogar central, sin iluminación exterior con dos entradas. Es una cocina típica de zonas más pirenaicas y único ejemplar que se conserva en Álava.

De vuelta a la plaza partiremos hacia el barrio de abajo, que en realidad está bastante alto, y nos dirigimos hasta el último caserío de la calle situado a nuestra izquierda, que se alza en las inmediaciones del antiguo y desparecido monasterio de San Esteban de Salcedo. Aquí aparecieron grandes losas y huesos levantados al labrar la heredad, resto del antiguo cementerio del monasterio, pero cuyos desmedidos muros del caserío de 1,24 m, unido a 5 arcos transformados en ventanas nos indican que restos de ese monasterio se encuentran en los muros del caserío.